La transformación digital: el soporte, la flexibilidad y el seguimiento.

Posted by Ella Ijaz on 6/02/2019 01:00:00 PM

Si queremos perseguir la transformación digital, tenemos que pensar también, en la transformación organizacional.

Se puede introducir una tecnología de forma relativamente fácil, pero convertirla en una real ventaja para una empresa requiere esfuerzo. Hace falta que la gente sepa como utilizar la tecnología, quiera utilizarla y por eso, la adopte de manera completa.

El soporte y la flexibilidad

Eso requiere que haya personas dentro de una organización, que estén impulsando el cambio a través de la educar en los beneficios que trae la tecnología, la formación de empleados y la actualización de sistemas, para que sean compatibles con lo nuevo dentro de la empresa y con cualquier trabajador externo con que pudieran trabajar. 

Aquí, todo se reduce a la necesidad de liderazgo humano, enfocado en un esfuerzo para integrar la tecnología, además de la flexibilidad que deben tener los trabajadores, para estar dispuestos a incorporarla en sus flujos de trabajo. Con estos factores, y por eso con una organización transigente que conduce el cambio, lo nuevo puede cambiar el funcionamiento de una empresa de manera positiva.

El seguimiento

También hay que continuar el trabajo de mantener el impacto beneficioso de dicha tecnología en el futuro. Sin este esfuerzo, pueden aparecer problemas que socaven al largo plazo las mejoras logradas . Esto demuestra la importancia de aquellos que gestionan el cambio. Si tomamos el ejemplo de Inteligencia Artificial introducida en una empresa, podemos ver como nacen las desprolijidades. 

El alcance potencial de esta tecnología es enorme. Ya lo hemos visto en la esfera de servicio al cliente, pero la oportunidad resulta válida en todas las industrias. Después de incorporar la tecnología en los procesos de trabajo, puede parecer que la labor está hecha. Sin embargo, sin el liderazgo necesario y el monitoreo continuo, la inversión puede convertirse en una carga negativa. Con la IA, está el riesgo de que aparezcan errores ocultos cuando las máquinas no puedan detectar fallas, producto de brechas en su aprendizaje. Sin la persona correcta, no hay nadie para identificarlas hasta que el problema ya sea muy grande. En este caso, es necesario mantenerse alerta y monitorear los datos constantemente. Sencillamente, no confiar del todo en las conclusiones de una maquina.

Además, existe la posibilidad de un impacto en el pensamiento crítico y el desarrollo de los trabajadores. Si ellos tienen menos tareas que desempeñar y formación que completar, crea una distancia entre ellos y la misión de la empresa. Su papel se reduce por causa de la automatización y por eso, la responsabilidad que tienen. De allí, que baje la motivación para mejorar al personal. Con esta falta de incentivo, la orientación de una organización puede ser perdida fácilmente. Para evitar este fenómeno, la tecnología debe complementar las tareas de los trabajadores humanos en vez de encargarse de ellas.

Con la IA está el riesgo de generar respuestas discriminatorias, gracias a que las máquinas pueden aprender a perjudicar a ciertos grupos. También, es posible una perdida de control operativo, cuando la tecnología tome decisiones sin la experiencia y la sensibilidad de un trabajador. Insisto, las dos partes tienen que trabajar en conjunto y queda demostrada la importancia de un liderazgo que esté alerta a sesgos involuntarios y acciones sobreautomatizadas.

Finalmente, la falta del toque humano puede perjudicar directamente la relación entre la marca y el consumidor. Sectores de una organización, tal como el servicio al cliente, pueden depender del contacto humano y a las maquinas les falta la empatía necesaria para cumplir con los requisitos que se piden, aunque sean eficientes.

¿Qué podemos obtener de todo esto?

Para que la introducción a una tecnología sea beneficiosa, todo se resume a que la clave debe ser humana. En su etapa de implementación, la educación y la formación del personal aseguran una integración completa.

Y claro, es recomendable que la implementes, pero mantén la presencia y rol de los trabajadores humanos, para aprovechar su juicio crítico y experiencia. Mantenlos involucrados para garantizar un uso eficaz a lo largo plazo.

Recuerda que las máquinas pueden enseñarle mucho a los humanos, pero no son perfectas. Así, ten la tecnología como complemento de los talentos de tus trabajadores, para así maximizarlos mientras que conservas su capacidad de decisión final.

 

Atiende a tus clientes por WhatsApp

Topics: Transformación Digital

Tecnología aplicada para el Servicio al Cliente

En Adere.so creamos herramientas que evolucionan y digitalizan el servicio al cliente que dan las empresas a través de internet.

Subscríbete a nuestro Newsletter

Entradas recientes